lunes, 9 de febrero de 2009

LA POESÍA DE LEÓN FELIPE


Sé todos los cuentos

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre...ha inventado todos los cuentos.
Yo sé muy pocas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos...y sé todos los cuentos.

Colaboración de Allerastur. Gracias, amigo.
Señores raposos, señores mercaderes del mundo, escuchad: Ahora no estamos en Ginebra,no estamos en la nubes tampoco.Estamos aquí.En la gran mesa de los grandes negocios del hombre.Aquí, en esta alturas solitarias, aquí donde se oye sin descanso la voz milenaria del aguadel viento y de la arcilla que nos ha ido formando a todos los hombres; aquí, donde las estrellas rompen a veces su silencio también; aquí, donde no tienen resuello ni vida el asma de los diplomáticos; aquí, donde los comediantes de la Sociedad de Naciones no tienen papel; aquí, aquí, ante la Historia,ante la Historia grande ----la otra, la Historia doméstica, la Historia nacional,la que vuestro orgullo de gusano enseña en las escuelas, no es más que un registro de mentirasy un índice de crímenes y vanidades----.Y aquí, aquí, frente a la Historia verdadera, sobre la tierra prístina y eterna del mundo, alumbrado por las estrellas y en la presencia misma de Dios, yo, el payaso manchego, con la cara curtida de bofetadas, bajo la risa y la mofa de todos los hombres, y de todos los hados adversos digo:Que la justicia existe.Yo la creo ahora, en este mismo instante, por la virtud prometéica de mi sangre. Yo la creo con el poder de mi fe y de agonía redentora.Y digo , además:El hombre camina más allá de sus gusanos y de la dialéctica materialista. Hay estrellas lejanas. Las veo yo. Estrellas que salen de ese engranaje angustioso y dialéctico de la vida, como las chispas de una máquina eléctrica movida por una correa sin fin.La mecánica del universo no sirve más que para crear el espíritu. Y el espíritu es justicia. De: EL PAYASO DE LAS BOFETADAS Y EL PESCADOR DE CAÑA -Poema trágico español. Fondo de cultura económica - México 1938



1 comentario:

  1. "Señores raposos, señores mercaderes del mundo, escuchad: Ahora no estamos en Ginebra,no estamos en la nubes tampoco.
    Estamos aquí.
    En la gran mesa de los grandes negocios del hombre.
    Aquí, en esta alturas solitarias, aquí donde se oye sin descanso la voz milenaria del agua
    del viento y de la arcilla que nos ha ido formando a todos los hombres; aquí, donde las estrellas rompen a veces su silencio también; aquí, donde no tienen resuello ni vida el asma de los diplomáticos; aquí, donde los comediantes de la Sociedad de Naciones no tienen papel; aquí, aquí, ante la Historia,
    ante la Historia grande ----la otra, la Historia doméstica, la Historia nacional,
    la que vuestro orgullo de gusano enseña en las escuelas, no es más que un registro de mentiras
    y un índice de crímenes y vanidades----.
    Y aquí, aquí, frente a la Historia verdadera, sobre la tierra prístina y eterna del mundo, alumbrado por las estrellas y en la presencia misma de Dios, yo, el payaso manchego, con la cara curtida de bofetadas, bajo la risa y la mofa de todos los hombres, y de todos los hados adversos digo:
    Que la justicia existe.
    Yo la creo ahora, en este mismo instante, por la virtud prometéica de mi sangre. Yo la creo con el poder de mi fe y de agonía redentora.
    Y digo , además:
    El hombre camina más allá de sus gusanos y de la dialéctica materialista. Hay estrellas lejanas. Las veo yo. Estrellas que salen de ese engranaje angustioso y dialéctico de la vida, como las chispas de una máquina eléctrica movida por una correa sin fin.
    La mecánica del universo no sirve más que para
    crear el espíritu. Y el espíritu es justicia.

    De: EL PAYASO DE LAS BOFETADAS Y EL PESCADOR DE CAÑA -Poema trágico español. Fondo de cultura económica - México 1938

    Opinión personal:
    Clara muestra por la que algunos llegan a la inmortalidad.

    ResponderEliminar