martes, 9 de diciembre de 2014

Ansia y nostalgia


 
Ansia y nostalgia,
ansia de quietud, tranquilidad 
 nostalgia de buenas camas,
un banco en el jardín
 y olores de una buena cocina,
 un estudio, tabaco y libros viejos.
 ¡Cuánto desprecié en mi juventud!
erudición llena de gracia y encanto;
nada que ver con tonterías
como metros y quintales,
 ni con vilezas de la historia del mundo,
como constantes tiroteos,
insultos y traiciones,
 sino que se ocupa,
 fina y tiernamente,
de cosas amadas,
íntimas y santas,
de la gracia y la redención,
de ángeles y consuelos .
 
Ahora  miraré  con profunda comprensión
 a todos los caminantes
que pasan ante mi tranquila casa,
les seguiré con pensamientos tiernos y bondadosos,
y también con añoranza,
 pues ellos han elegido la mejor parte
 ser reales y verdaderos huéspedes  ,
 peregrinos sobre la tierra,
en lugar del papel de amo y sedentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario