domingo, 28 de diciembre de 2014

El misterioso manto


 Como  entre  reinos contrarios
una fuerza espiritual y superior
quiere salir a la luz .
 En el mundo en que vivimos
se  dan  los  parajes más ricos
 en tesoros subterráneos y celestes ,
ya  en grandes montañas, fragosas e inhóspitas,
 ya  en  inmensas llanuras ;
ya   en ásperos tiempos de barbarie
 ya  en  edades ricas en arte, en ciencia,
Sí, quiere  salir  a la  luz ,
una figura excelsa , bajo un sencillo ropaje ,
destacando  en  la  soledad  del  sendero .
 . ¿ Por  qué . . . a quién no le gusta pasear
 a la hora del crepúsculo, entre dos luces,
cuando el día y la noche se encuentran
y se rompen en mil sombras y colores?

II
 
Los sonidos están en las cuerdas,
uno las  mueve  y saca  una bella melodía .
La pintura en  la Naturaleza ,
ella ofrece al hombre infinidad
 de hermosas y extrañas figuras,
ella da a las cosas colores, luces y sombras;
una mano diestra,  una mirada certera .
con  eso basta , pero  no enamora .
. El canto del ruiseñor,
 el murmullo del viento,
luces,  colores , formas
 ocupan nuestros sentidos .
. En cambio, en la poesía , en
este  poema   no  hay  sustento .
no  se  hace  con  las  manos , con instrumentos .
 La vista y el oído no saben nada nada de ella,
porque ella  es  misteriosa , interior .
  el poeta pinta y canta
 el santuario interior de nuestro espíritu ,
no tiene  pentagramas, ni paleta .
III
Si un poeta canta ,
estamos en sus manos:
 sabe despertar en nosotros
aquellas fuerzas secretas;
sus palabras nos descubren
mundos  desconocidos .
. Tiempos pasados y futuros,
figuras humanas sin número,
regiones maravillosas ,
 sucesos extraordinarios
que surgen ante nosotros,
como saliendo de profundas cavernas,
y nos arrancan de lo presente y conocido.
Escuchas palabras nuevas y  sabes
lo que quieren decir.
Su  voz tiene un poder mágico:
hasta las palabras más usuales en sus labios
son  sonido especial , capaces
de arrebatar y fascinar
despertar la  secreta vida de los bosques
 y los espíritus que se esconden en las ramas ,
hacer revivir las simientes
y convertír regiones yermas y desérticas
 en frondosos jardines ,
domesticar animales feroces
 educar a hombres salvajes, ,
convertír ríos impetuosos en tranquilas corrientes,
 y hasta  arrancar a las piedras de su inmovilidad
y hacerlas mover al ritmo de su canto  divino ,
embriagadora  llamada del alto ,
misterioso  manto  ,
niebla  que  ora
baja , ora  sube ,
de  la  montaña  al  llano ,
del  llano  a  la  montaña .

No hay comentarios:

Publicar un comentario