jueves, 27 de noviembre de 2014

Por ella vivo



 
 Por ella bebo vino y como pan.
Por ella dibujo en mi libreta
la aldea y el campanario.
Por ella doy gracias a Dios,
porque vive, y para que pueda verla.
 Para ella compondré una canción
 y me embriagaré con este vino rojo.
Entrego  este amor
a las flores del camino,
 al destello de sol en un vaso de vino,
al bulbo rojo del campanario. .
Lo  reparto, jugando,
entre pueblo y montaña,
lago y garganta,
los niños del camino,
los mendigos del puente,
el buey de la pradera,
el pájaro, la mariposa .
 
Vida de peregrino que yo amo,
los paseos sin rumbo,
los descansos soleados,
el libre vagabundeo.,
mi  ansia  de  errar  no
busca  un  rostro  único ,
sino  el  amor  que  crea
en  mi  alma  de  vagabundo .
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario