domingo, 18 de noviembre de 2018

183 Cantigas de Santa María





Esta es de un milagro que mostró Santa María en Faro, cuando era de moros.

 "Da pesar a Santa María quien, por deshonrarla, hace mal a su imagen, y Ella se lo castiga." De esto diré un milagro que la Virgen Santa María hizo, en Faro, en tiempo de Abén Mahfudha que tenía el reino del Algarve, en aquel tiempo, a guisa de hombre esforzado, tanto en la guerra como en la paz. En aquel castillo había una imagen, como he aprendido, de la Virgen muy gloriosa, hecha como os diré, de piedra, bien figurada, y que estaba, como de cierto he hallado, en la ribera del mar, frente a él, de cara.
Ya del tiempo de los cristianos se sabía que estaba allí, y, por eso, los cautivos iban siempre a adorarla, y, por esta razón, nombraban "Santa María" a la villa de Faro, pero el pueblo malvado de los moros que allí había tuvo gran pesar por ello, y la echaron al mar, sañudos, con gran desprecio; mas un gran milagro mostró sobre esto la Virgen que tiene el mundo bajo su mando, y a quien desagrada la soberbia.
Porque hizo que ningún pescado pudieran volver a coger, mientras dejaran que aquella imagen siguiese yaciendo en el mar. Los moros, cuando tal vieron, fueron a levantarla, y la pusieron en el muro, de frente, entre las almenas. Desde entonces, tanto pescado tuvieron que nunca había habido tanto, como he oído decir a moros y cristianos, que me lo contaron a mí. Por ello, loemos a la Virgen, en la que tanto bien yace.






lunes, 12 de noviembre de 2018

182 Cantigas de Santa María



Un ladrón vagaba por el bosque, robando a las personas. Tomó todo lo que pudo, incluyendo pan y vino, y oro y plata.
 Sin embargo, el ladrón se dedicó a la Virgen, y nunca cometió delitos en la víspera de sus días festivos. Si alguien le preguntara algo en nombre de la Virgen, él lo haría.
 El ladrón murió repentinamente y una gran cantidad de demonios lo llevaron a la cima de una colina y lo golpearon gravemente.
 Su madre oró a la Virgen para que le devolviera la vida a su hijo. La Virgen lo resucitó, y lo salvó del infierno. Él obedeció su voluntad a partir de entonces.




viernes, 2 de noviembre de 2018

181 Cantigas de Santa María





El rey de Marrakech estaba en guerra con otro rey. El otro rey había cruzado el río Morabe con un enorme ejército y había puesto sitio a la ciudad.
 Se aconsejó al rey de Marrakech que saliera de la ciudad con sus mejores guerreros para luchar. Debía tomar el estandarte de la santa María y estar acompañado por cristianos que llevaban cruces.
 El rey siguió este consejo y, cuando se desplegó la pancarta de Santa María, el ejército del otro rey fue derrotado. Muchos de sus hombres fueron asesinados y perdieron sus tiendas y posesiones.
 Otros, viendo la pancarta y las cruces, huyeron a toda prisa. De esta manera, la Virgen ayudó a sus amigos, aunque eran de otra fe.






domingo, 28 de octubre de 2018

domingo, 21 de octubre de 2018

La vuelta de la filosofía

LA VUELTA DE LA FILOSOFÍA

La única seguridad que tenemos sobre el futuro es que habrá que seguir siendo humanidad sea en un entorno analógico o digital, con inteligencia artificial o sin ella

Director de Summa Aldapeta
¿Qué puedo saber? ¿qué debo hacer? ¿qué me cabe esperar? ¿qué es el hombre? De esta manera desvelaba Inmanuel Kant los grandes motores de toda su empresa filosófica manifestada en su planteamiento de una metafísica renovada a la luz de la razón liberada de la tutela teológica, su propuesta ética articulada en torno al imperativo categórico, su reflexión sobre la religión o su antroplogía. Lástima que a menudo el estudio de la filosofía que se practica en nuestras escuelas vaya directamente al análisis de las respuestas que cada filósofo ha elaborado sin siquiera imaginar cuáles han sido las preguntas que las han motivado privando así a nuestros estudiantes de la auténtica perspectiva de ese estudio. Se entiende mucho mejor la reflexión existencialista de Albert Camus cuando uno se ha sumergido en su novela 'La Peste' y se encuentra a esa intensa interrelación de personajes en busca de algún posible sentido para tanta desgracia gratuita entre los cuales emerge como un alter ego del autor el doctor Rieux entregado en cuerpo y alma a su trabajo pero incapaz de formular el más mínimo sentido para su vida.
 La filosofía no es el terreno de las elucubraciones autorreferenciales ensimismadas en un diálogo endogámico a mayor gloria del intelecto ocurrente aunque algunos, efectivamente, llegaran a discutir sobre el sexo de los ángeles. La filosofía nace de la pregunta, a veces angustiosa pero siempre apasionada por la vida. Una pregunta en busca del intelligere, del entender, del sentido, de la posible narración sobre nuestra existencia, que sea capaz de calmar el horror vacui que tanto inquietaba a los medievales.


Siempre he procurado que mis alumnos de filosofía sintonizaran con la pregunta base de cada uno de los filósofos con el fin de que el estudio de los diferentes sistemas adquiriera un mínimo de significatividad. La filosofía es la pasión por la vida convertida en una búsqueda ardua y costosa porque solo admite el tribunal de la racionalidad comunicable y para eso es necesario un enorme esfuerzo por adentrarse en ese camino desde la libertad, alejados del prejuicio, de la pereza mental, de los lugares comunes, de las modas, de la superficialidad y de la mediocridad. Un camino, además, que nunca se transita en soledad aunque se esté solo.
El 'Sócrates' de Platón estableció el paradigma del trabajo filosófico con sus diálogos dejando claro que no hay pensamiento filosófico sin encuentro dialógico constante y permanente, sea este con el pasado en la lectura intencional de los que nos precedieron y en el presente con los compañeros de momento histórico. La filosofía, antes que el estudio de sus diferentes sistemas es una actitud, un modo específico de arrostrar responsablemente la tarea de vivir. Por eso no hay realidad de la vida humana que escape a su consideración. Lamentablemente hoy la estudiamos empaquetada (ética, sociología, psicología, antropología) y desgajada (es más bien una cosa de letras que no tiene nada que ver con la ciencia y la técnica).
Pasión por la vida, pregunta apasionada, razón libre y comunicativa, diálogo y esfuerzo, conocimiento de las diferentes respuestas que la humanidad se ha ido dando a lo largo de la historia a las cuestiones más radicalmente humanas, he aquí algunos de los tesoros educativos que la reducción de la filosofía en el sistema educativo ha producido en estos últimos años. Todo eso se han perdido nuestros alumnos desde que la LOMCE redujo estrepitosamente la presencia del universo filosófico en el sistema educativo. Resulta muy difícil comprender las razones, sobre todo para los que vivimos con intensidad el compromiso por una educación integral que de verdad proporcione a nuestros alumnos y alumnas los elementos imprescindibles para afrontar con profundidad el reto de vivir la vida. Quizá es que hemos reducido lo importante a lo útil en una educación cada día más marcada por las pretendidas exigencias de la futura competitividad. Si no fuera tan grave resultaría ridículo. 
 Es precisamente la tradición filosófica la que nos sigue mostrando una y otra vez que la única seguridad que tenemos sobre el futuro es que habrá que seguir siendo humanidad sea en un entorno analógico o digital, con inteligencia artificial o sin ella y que las grandes preguntas no solo permanecerán sino que algunas de ellas alcanzarán nuevos estadios de urgencia. Desde Aristóteles hasta Kant pasando por el superhombre de Nietzsche o el personalismo, todos y cada uno de los filósofos han intentado responder a la pregunta clave ¿qué es el hombre? ¿No será mucho más irrenunciable responder a esa persona rodeados de inteligencia artificial? ¿Desde dónde se va a afrontar todo el enorme conjunto de nuevos retos éticos que nos plantea un futuro marcado por la omnipresencia de a tecnología? ¿Serán las grandes empresas digitales o más bien los intereses de sus cotizaciones en bolsa los responsables de aportar sentido a la vida de nuestros alumnos dentro de cuarenta o cincuenta años? Ojalá el futuro sea de los filósofos. Bienvenido sea el acuerdo parlamentario que se nos anuncia.

sábado, 20 de octubre de 2018

179 Cantigas de Santa María





Esta es cómo una mujer de Molina (contrahecha de todo el cuerpo) que tenía ligados los talones a los riñones, se hizo llevar a Santa María de Salas (this is a town in the province of Huesca), y luego quedó sana.
 "Bien sabe, la que puede y vale, una celestial medicina" Porque por su Hijo sabe una medicina muy secreta, con la que nos ayuda siempre y nos libra de mal.
 Esta señora de mesura, médico sobrenatural, mostró y quiso hacer la curación de una mujer, diré cual, que estaba toda tullida y con las piernas encogidas, pero Ella la puso derecha, porque su medicina no falla. Aquella mujer tenía oprimidos los talones y metidos hacia los riñones, y soldados como piedra con cal.
 Con este mal que sufría, se hacía llevar en romería, hasta Salas, desde Molina, de donde era natural. Y, cuando estuvo en la iglesia de la que sea bendita, una gran maravilla soberana mostró la Señora leal. Porque mientras cantaban la misa en que loaban a la Virgen, le sonaban los tendones como carro en pedregal.
 Y así que se le fueron extendiendo y desencogiendo, se levantó corriendo y salió hasta el portal, loando a la Gloriosa, que es poderosa Señora que fue tan piadosa con ella con espiritual sabiduría.





lunes, 15 de octubre de 2018

178 Cantigas de Santa María





Esta es de un niño de Alcaraz que su padre diera una mulilla y se le murió, y la encomendó a Santa María de Salas y se levantó sana.
 "La que hace resucitar a un hombre muerto, sin falla, puede hacer que viva cualquier animal muerto."
 De esto, mostró la Madre del Salvador un milagro muy grande por un niño que era hijo de un labrador; y, cuando lo oigáis, tendréis placer en ello y loaréis a la Virgen que trabaja por nosotros.
 Al labrador le había nacido, como he aprendido, en su casa, una mulilla muy bonita, que en seguida se la dio a su hijo, halagándolo mucho, diciendo: "Este regalo de esta mulilla es para ti, y he de darte para ella cebada y paja."
 El mozuelo creyó esto y le agradó tal don y, desde entonces, cuidó bien de la mulilla cuanto pudo; pero una noche se le murió, y por esta razón, para que el hijo no supiera nada, se lo llevó el padre al campo donde labraba.
Pero la madre, que quedó en casa, cogió luego aquella mula muerta y llamó a su criado y se la mandó desollar, pensando sacar cinco sueldos y algunas monedillas más por la venta del cuero.
 Estando ellos en esto, llegó del campo el labrador, y el niño, que vio que desollaban su mula, dijo a grandes voces: "Dejad estar mi mula, porque yo la di ya a Salas, y estoy seguro de que me valdrá." La mulilla tenía ya desolladas las dos patas traseras, y la madre le dijo a su hijo: "En verdad que tienes seso de chiquillo, porque darle cosa muerta a la Virgen es como si no le dieses nada."
 Al niño no le importó lo que ella le decía, pero se desciñó el cinturón y midió bien la mula e hizo un cirio que ardiese ante la que tiene voz ante Dios en pro de los culpados y lucha con el demonio. Enviado el cirio, revivió la mulilla.
Cuando esto vio el niño, recibió una gran alegría, y le dio entonces de comer, y la mulilla comió, y todos loaron a la Virgen a la que Dios dio ventaja sobre todos los otros santos. Por ello roguémosle a fin de que nos guarde en este mundo de desgracias y de otros males, y que nos dé en el otro la vida espiritual, y quebrante al demonio que siempre es nuestro contrario.







viernes, 5 de octubre de 2018

177 Cantigas de Santa María



En Aragón había un buen hombre que servía fielmente a su señor. Algunos calumniadores difunden mentiras sobre él. Su señor, sin molestarse en descubrir la verdad, ordenó arrancar los ojos del hombre.
 Después de que los ojos del hombre habían sido apagados, él pidió que los conservara y se dirigió a un cirujano. Le pidió al cirujano que pusiera los ojos atrás y el médico lo hizo. Luego el hombre fue a Salas para pedirle a la Virgen que lo sanara y perdonara sus pecados.
 La Virgen lo curó de inmediato. Era imposible detectar su lesión.




sábado, 29 de septiembre de 2018

Zenbat gera ?






Cuántos somos?
¿Cuatro, uno,
tres, cinco, siete?

¿Qué hemos hecho?
Nada
¿Qué hacemos?
Pegarnos entre nosotros
¿Qué vamos a hacer? ¿Matarnos entre nosotros?