domingo, 27 de noviembre de 2016

041 Cántigas de Santa María. Soissons- Douai






                                                             Texto galaico-portugués


En Soissons hizo este milagro a Garín, banquero, 
La Virgen Madre de Nuestro Señor,
que tuvo tanto placer en arrancarlo
La Virgen Madre de Nuestro Señor,
del poder del demonio, pues por temor
de que perdiera el juicio, 
pero Ella le quitó ese dolor
y le dio el Paraíso.
La Virgen Madre de Nuestro Señor...

Gran bien le hizo en ello y gran amor
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
que lo libró del engañador demonio
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
que lo había prendido como traidor
y privado del juicio,
pero se lo recobró Ella y, todavía mejor,
le dio, además, el Paraíso.
La Virgen, Madre de Nuestro Señor...

Loada sea mientras el mundo exista
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
de poder, de bondad y de valor,
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
porque su merced es mucho mayor
que nuestro juicio,
y siempre ruega a su Hijo
que nos dé el Paraíso.
La Virgen, Madre de Nuestro Señor...





domingo, 13 de noviembre de 2016

Mont Saint- Michel. Cantiga 039



Eduardo Paniagua ensemble





Una noche, un rayo cae sobre  el monasterio de Mont St Michel, que se asienta en la cresta de una roca. Todo en la iglesia fue destruido, pero el fuego no quemó la estatua de la Virgen. Ni siquiera el humo o el calor tocaban la estatua, y el velo que llevaba no estaba quemado.

 De la misma manera, la Virgen protegió con su vestido "el hebreo en el horno" / "ven o ebreo guardou no forno con ssa vestidura". Todas las personas estaban asombradas de que el velo estuviera intacto y la pintura de la estatua no estuviera dañada. Más bien, la estatua parecía haber sido bañada en agua de rosas y emitió esa fragancia.









viernes, 4 de noviembre de 2016

038 Cantigas de Santa María.Châteauroux.Le couvent des cordeliers





 . Le comte de Poitiers chassa de son monastère quelques moines de Châteauroux. Le monastère a été pris en charge par les voleurs et les joueurs. Une femme est venue au monastère pour prier une statue de la Vierge dans la sacristie. Un des joueurs se moqua d'elle et jeta une pierre à la statue. La pierre a brisé le bras du Christ Enfant, mais la Vierge a attrapé le membre. Le sang coulait de la plaie et la Vierge dévoila ses seins. Les démons emportèrent le joueur qui avait jeté la pierre, et sa chair fut mangée par deux de ses compagnons démoniaques. Ils se sont noyés dans une rivière. Le comte et ses hommes visitèrent le monastère. Un des chevaliers avait une pierre logée dans sa mâchoire et priait pour qu'elle soit enlevée. Il a toussé la pierre et elle a été placée sur l'autel.

Esta es de cómo la imagen de Santa María tendió el brazo y cogió el de su Hijo que quería caer de la pedrada que le había dado un tahúr. "Pues que Dios quiso ser Hijo de la Virgen, por salvarnos a nosotros, pecadores, por ello no me maravillo si le pesa quien la hace apenarse." Porque Ella y su Hijo se hallan juntos por el amor, de modo que nunca por nada podrán ser separados y, por lo tanto, dan prueba de ser necios los que van contra Ella creyendo que a El no le atañe. Esto hacen los malhadados que este amor no quieren comprender, cómo la Madre y el Hijo están de acuerdo en hacer bien y en castigar el mal. De esto sucedió, y ya ha pasado mucho tiempo, que el conde de Poitiers quiso entablar batalla con el rey de Francia, y se reunieron sus gentes en Chateauroux, un monasterio de monjes ordenados, que el conde mandó deshacer porque sospechaba que querían entregarlo a los franceses. En cuanto fueron expulsados los monjes, muy malas gentes se fueron a meter allí: vagabundos y jugadores de dados, y otros que les traían el vino a vender y, entre estos desventurados, hubo uno que, al comenzar a perder, denostaba a los santos y a la Reina sin par. Pero una mujer que, por sus pecados, habia entrado en la iglesia, como suele acaecer, a donde solían vestir los sagrados ornamentos los monjes, cuando iban a decir sus misas, porque vio que estaban allí bien tallados en piedra Dios y su Madre, presto se puso de hinojos ante ellos y comenzó a culparse. El tahúr, cuando esto vio, la miró con ojos airados y comenzó a maltratarla diciendo: "Vieja, están muy engañados los que quieren creer en las imágenes de piedra; y porque veas lo equivocados que están, quiero yo ahora acometer a aquellos ídolos pintados." Y fue a tirarles una piedra. Y dio en el Hijo, que tenía alzados ambos brazos, en acritud de bendecir, y, aunque no le rompió los dos, uno hubo de caer en seguida, pero la Madre puso los suyos sobre él, con lo que fue a levantarlo, y dejó caer la flor que tenía entre los dedos. Mayores milagros aún hubo Dios mostrado allí, porque hizo correr sangre clara de la herida del Niño, y los paños dorados que tenía la Madre hizo que descendiesen bajo las tetas, de modo que quedaron desnudos y a la vista los pechos; aunque no gritaba puso el rostro de llorar, y, además, volvió los ojos, tan airados, que cuantos antes le solían ver estaban tan espantados que ni osaban mirarla. Y los demonios, reunidos luego, contra el que había hecho tal cosa, tal como monteros bien mandados, fueron en seguida a matarlo. Otros dos tahúres endemoniados hubo allí que fueron a esconder al tahúr muerto; sin embargo, los endiablados, con gran rabia, comenzaron a roerlos todos, y fueron ahogados en el río, porque el demonio no les dio vagar, para que fuesen escarmentados luego cuantos de esto oyesen hablar. El conde, cuando esto oyó, vino con caballeros armados, y fue a apearse ante la iglesia; y uno de aquellos caballeros más atrevidos dijo así: "No me cabe esto en el corazón; (a ver si) la piedra que me abrió las quijadas y me la véis traer, y que (por curarla) hube pagado muchos dineros, ¿no me la querrá sanar?". Cuando esto dijo, fue luego a meter bajo la imagen las piernas y costados y la cabeza y luego los huesos fueron bien soldados y devolvió la piedra por la boca. De esto fueron maravillados todos y él fue a poner la piedra, ante la imagen, sobre el altar estando allí hombres honrados.











La calleja de Matalón. Vívere Memento

 





domingo, 30 de octubre de 2016

037 Cantigas de Santa María





Texto galaico-portugués 

Un hombre sintió una sensación de ardor en el pie y se postró ante el altar en una iglesia dedicada a la Virgen. El dolor era tan intenso que se había amputado el pie. Sin embargo, continuó a orar a la Virgen para realizar un milagro en su nombre. Mientras dormía, la Virgen acarició el pie y se curó la carne. Cuando despertó se examinó el pie. Después de descubrir que había sido restaurado, comenzó a caminar. Todo el que oyó la noticia llegó a verlo y dio gracias a la Virgen. Se llevan a cabo sus milagros para ser más gloriosos que los de cualquier otro santo.





sábado, 22 de octubre de 2016

036CSM

 





Algunos hombres viajaban a Gran Bretaña en un barco. El buque fue alcanzado por una tormenta. Ellos comenzaron a invocar varios santos para guardarlos. Un Santo Abad, a bordo de la nave, les aconsejó que llame a su lugar en la Virgen. Así lo hicieron, y vieron una luz que brilla intensamente brillante en la parte superior del mástil. Cuando apareció la luz, el viento se calmó y fue el barco pronto llegó a puerto.








domingo, 16 de octubre de 2016

035 Cántigas de Santa María





Esta es cómo Santa María hizo que se quemase la lana de los mercaderes que habían ofrecido algo a su imagen, y se lo cogieron luego. Cuenta esta Cantiga el poder de las reliquias y el castigo a quienes no cumplen sus promesas a la Virgen. Un incendio destruye una iglesia de Laon (León del Ródano), en la que se guardaban reliquias de Santa María en un arca de oro (leche y cabellos de la Virgen). El deán Maestre Bernardo, sale con las reliquias para conseguir dinero para la reconstrucción del templo, primero por Francia y después hacia Inglaterra en la nave de Colistanus, que viajaba con mercaderes de Flandes y de París. Son atacados por galeras corsarias y gracias a las reliquias se salvan. Los mercaderes incumplen las promesas hechas durante los momentos de peligro, y la Virgen les castiga con un rayo que quema la lana que transportaban. Al final los mercaderes entregan las riquezas prometidas.







sábado, 8 de octubre de 2016

Nuba-gharibat-Al-Husayn

 




CALAMUS

'El esplendor de Al-Andalus' es un testimonio de la brillante cultura islámica que vivió mas de siete siglos y dejó un gran influjo en la península ibérica, desde el año 711, en que se inicia la presencia árabe, hasta un siglo después de 1492, final del último reino Nazarí de Granada.

Al-Andalus fue durante siglos la frontera occidental del Islam, lo que le otorgó un lugar privilegiado en las leyendas y mitos de la relación del Islam y la cristiandad medieval.

El magnífico legado poético-musical del Islam Español no ha sido suficientemente investigado y apreciado. La expansión de sus logros llegó al Norte de África y al Mediterráneo oriental, donde hoy hallamos importantes vestigios. Asímismo, en los momentos del auge del Califato de Córdoba y de los reinos de Taifas, existió un gran influjo cultural tanto en la España cristiana como en Francia e Italia, a través de músicos musulmanes y judíos.





El tratamiento que hace CÁLAMUS de este legado musical acentúa la visión del entorno medieval en el que fue creado. Esto se realiza mediante dos trabajos: a través del estudio de su origen, y mediante la búsqueda de lo que queda de original en la tradición interpretativa, contando también con la construcción y utilización de los instrumentos de la época.

El florecimiento poético-musical de Al-Andalus llega a su cima en la forma de la Nawba. Su creador fue Ziryab, el músico más celebrado del occidente árabe. Su nombre viene a significar 'mirlo' apodo que le fue puesto por su color moreno y la dulzura de su voz. En la corte de Bagdad de Harun r-Rashid 786-809), se ganó el favor del califa por su talento y virtuosismo tañendo el laúd. Su celoso maestro Al Musuli le obliga a salir de Persia, llegando a instalarse tras muchas aventuras en la Córdoba de Abd al Rahmán II (822-825). Allí funda una escuela musical creando el arquetipo de laúd, que posteriormente se implanta tanto en la España cristiana como en el Norte de África, y formando la primitiva estructura de la Nawba.

Nawba significa 'turno', música ejecutada para un señor en forma da collar, en el que cada cuenta es una canción de diferente tamaño y forma. Así cada Nawba es un grupo de canciones que se enlazan unas con otras en movimientos según una estructura rítmico-métrica y que tienen un mismo 'color', que es su modalidad musical. El número de canciones es variable, siendo organizado para cada sesión musical. Las medidas o movimientos rítmicos originariamente son cuatro: Basít, Qáym wa Nisf, Btáyhí y Quddám.

Los nombres de la Nawba corresponden al modo musical básico sobre la que están compuesta. Estos modos tienen un oficio musical, otro psicosomático atribuyéndoles influencia sobre los estados de ánimo, y otro cosmogónico siendo propicios para ser interpretados en determinadas horas del dia.

En el siglo XIII, con la conquista de Córdoba y Sevilla por Fernando III, el rey de Castilla y León, y la de Valencia por Jaime I de Aragón, comenzó



http://www.sonusantiqva.org/i/P/EPaniagua/1994EsplendorAndalus.html