domingo, 3 de abril de 2016

022 Cántigas de Santa María



Texto galaico-portugués
MUI GRAN PODER 

Un agricultor, Mateo, estaba trillando  el mijo en Armenteira.
Un caballero, que había reñido con el señor de Mateo, lo atacó.
Apuñalado por lanzas, Mateo pidió a la Virgen.
Las lanzas no pudieron perforar.
Cuando es golpeado por una jabalina,
permaneció ileso.
Sus atacantes reconocieron el milagro,
le pidió perdón y se arrepintieron.
El granjero fue en peregrinación a Rocamadour.

ARCHIVO GUITARPRO





El código de la caballería. Se comprometían a defender a los mas débiles, ser cortés con todas las mujeres, ser leal a su rey, y servir a Dios en todo momento. De los caballeros se esperaba humildad ante los demás, especialmente frente a sus superiores. Se esperaba también que no “hablara demasiado”. En otras palabras, no se gloríe o tenga actitudes soberbias. El código de la caballería exigía que un caballero tenga misericordia de un enemigo vencido. Sin embargo, el hecho mismo de que los caballeros se formaron como hombres de guerra, muchas veces no se cumplía este código.



Este código de caballería no se extendía a los campesinos. Por “débil” se interpreta generalmente como “las mujeres nobles y los niños“. Eran a menudo brutal con la gente común. A veces puede incluso violaban a mujeres jóvenes, campesinas sin temor a represalias, porque todos ellos formaban parte de la clase alta.
E1 ideal caballeresco se atenía a normas y estas llevaron a que se formularan distintos decálogos que las resumían. El famoso historiador francés Leén Gautier, sobre la base de fuentes medievales, reprodujo uno en su libro La caballería, publicado en 1895, que podría considerarse una síntesis de los conocidos.
Los caballeros también poseían mandamientos inquebrantables:
Creer en todo lo que la iglesia enseñe y observar todos sus mandamientos. 

Proteger a la iglesia. 

Tendrás respeto por sus debilidades, las defenderás. 
Amaras el país en que naciste 
No retrocederás ante el enemigo 
Harás a los infieles una guerra sin cuarteles. 
Cumplirás tus deberes feudales si no contradice la ley de Dios. 
No mentiras y serás fiel a tu palabra. 
Serás generoso. 
Mantendrás el bien frente a la injusticia y el mal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario