domingo, 27 de noviembre de 2016

041 Cántigas de Santa María. Soissons- Douai






                                                             Texto galaico-portugués


En Soissons hizo este milagro a Garín, banquero, 
La Virgen Madre de Nuestro Señor,
que tuvo tanto placer en arrancarlo
La Virgen Madre de Nuestro Señor,
del poder del demonio, pues por temor
de que perdiera el juicio, 
pero Ella le quitó ese dolor
y le dio el Paraíso.
La Virgen Madre de Nuestro Señor...

Gran bien le hizo en ello y gran amor
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
que lo libró del engañador demonio
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
que lo había prendido como traidor
y privado del juicio,
pero se lo recobró Ella y, todavía mejor,
le dio, además, el Paraíso.
La Virgen, Madre de Nuestro Señor...

Loada sea mientras el mundo exista
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
de poder, de bondad y de valor,
La Virgen, Madre de Nuestro Señor,
porque su merced es mucho mayor
que nuestro juicio,
y siempre ruega a su Hijo
que nos dé el Paraíso.
La Virgen, Madre de Nuestro Señor...





No hay comentarios:

Publicar un comentario