domingo, 13 de noviembre de 2016

Mont Saint- Michel. Cantiga 039




Eduardo Paniagua ensemble





Una noche, un rayo cae sobre  el monasterio de Mont St Michel, que se asienta en la cresta de una roca. Todo en la iglesia fue destruido, pero el fuego no quemó la estatua de la Virgen. Ni siquiera el humo o el calor tocaban la estatua, y el velo que llevaba no estaba quemado.

 De la misma manera, la Virgen protegió con su vestido "el hebreo en el horno" / "ven o ebreo guardou no forno con ssa vestidura". Todas las personas estaban asombradas de que el velo estuviera intacto y la pintura de la estatua no estuviera dañada. Más bien, la estatua parecía haber sido bañada en agua de rosas y emitió esa fragancia.










No hay comentarios:

Publicar un comentario