sábado, 24 de junio de 2017

093CSM








Un burgués tenía un hijo guapo que se entregó a toda clase de vicios.
Dios le inflige con la lepra y se fue a vivir en una ermita.
Durante tres años vivió una vida piadosa, decir una mil avemarías para que la Virgen se apiadara de él.
La Virgen se le apareció, mostró su pecho, y ungió su cuerpo con su leche.
La lepra desapareció y su piel se volvía a crecer
El hombre se establece a través de la tierra dice cómo la Virgen le había curado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario